Sabemos que el diseño gráfico se divide en áreas de identidad, editorial, web/digital, multimedia, señalización y empaque —puede haber más específicos, pero a grandes rasgos son éstos—. Aún así, en cada rubro la oferta puede darse a través de diseñadores freelance o independientes, estudios y despachos de diseño, y la opción de un equipo in-house, es decir, contar con un departamento de diseño especializado adentro de la empresa.

¿Qué ventajas y desventajas obtenemos de ello? Aquí un pequeño resumen que te puede ayudar a saber qué y cuánto necesitas.

Freelance o independiente

Como su nombre lo indica, se trata de alguien que trabaja por su cuenta: él se encarga de acudir a las juntas, ejecutar el diseño, cobrar y toda la labor administrativa que se deriva.

VENTAJAS:

• Al tratar únicamente con él, tiene una mejor visión del trabajo.

• Cobra menos que un estudio o agencia. Al ser independiente sus gastos son más reducidos, se evitan costos de oficina con gastos operativos muy bajos.

DESVENTAJAS:

• Tu trabajo depende de una sola persona, por lo que si se enferma o tiene demasiados proyectos, la velocidad de respuesta puede ser menor o en algunos caso la calidad también puede verse comprometida.



Estudio o despacho

En la mayoría de los casos, el trabajo sigue dependiendo de su dueño/director, aunque ya tiene un staff que le ayuda con diferentes proyectos o en tareas alternas, especialmente de administración. Aquí el valor del trabajo / factura no es un factor tan definitorio, ya que muchas veces te acercas con ellos por su nivel de experiencia en el área.

VENTAJAS:

• Casi siempre posee más experiencia que un freelance, es precisamente su área de especialidad lo que permite pueda enfocarse en tareas específicas.

• El trato y trabajo sigue siendo muy personal y directo, ya que aunque tiene más gente, a final de cuentas no son tantos.

• El trabajo ya no depende de una sola persona.

DESVENTAJAS:

• Es más caro que un freelance (aunque más barato que una agencia).

• No son tan interdisciplinarios, en proyectos grandes casi siempre debe asociarse con alguien más.



Agencia

Con un staff mucho más nutrido, con uno o varios socios, en donde los valores se tornan más corporativos, una agencia ofrece servicios más globales e interdisciplinarios, pueden resolver desde el diseño de una tarjeta de presentación hasta una campaña en medios. Por lo mismo, su organigrama es más grande y burocrático, al igual que los costos.

VENTAJAS:

• Pueden manejar proyectos más interdisciplinarios, poseen personal especializado en cada uno de sus departamentos.

• Los ambientes son mucho más creativos e interviene mucha gente, por lo que las propuestas son más variadas y ricas.

DESVENTAJAS:

• Los costos son mucho más elevados.

• Los procesos pueden volverse más burocráticos.



Departamento In-House

Especialmente en empresas que requieren de diseñadores muy enfocados en su área, los departamentos in-house permiten la toma rápida de decisiones, el trabajo muy aterrizado al giro de la empresa y una comunicación eficiente. El tema económico puede ser relevante, pero no tanto como el tema de recursos humanos, así como las herramientas que utilizan. Mantener al equipo actualizado resulta más complicado, al igual que se incrementa la rotación de personal. En cuanto a creatividad, puede volverse una espada de dos filos, donde se vean absorbidos por los procesos de la empresa y sus propuestas sean más limitadas; hay casos, por el contrario, donde proveerles de un ambiente creativo e independiente, catapulta la creatividad.

VENTAJAS:

• Comunicación rápida.

• Propuestas muy aterrizadas al giro de la empresa.

DESVENTAJAS:

• Rotación de personal mayor. Los diseñadores se aburren de hacer siempre lo mismo.

• Mayor dependencia de decisiones corporativas.


Ayuda en línea